martes, 12 de noviembre de 2013

La Romántica Historia de Salvador Dalí y Gala


"salvador dali", "gala dali", gala, originalia.es, originalia
Salvador Dalí y Gala
Es toda una osadía para nosotros atrevernos a publicar sobre alguien tan grande, o que nos parece tan grande, como Salvador Dalí.


En Originalia.es siempre hemos querido llevar un paso más allá lo referente al romanticismo, más aún en los tiempos que corren, donde el materialismo dicta sentencia y corrompe todo lo que toca.


En uno de nuestros continuos viajes de prospección de nuevo producto que ofrecer a la selecta y exclusiva familia de Originalia, nos trasladamos a la zona del Ampurdán catalán, sin un destino fijo, sino más bien queriendo dejarnos llevar por lo que la naturaleza y los bellos pueblos que circundan la zona nos podía deparar.


Hablar del Ampurdán catalán es necesariamente hablar de Dalí y hablar de Dalí es necesariamente hablar de su musa, Gala.


Sirva el presente post como homenaje a la turbulenta y surrealista historia de amor entre ambos.



Unos pequeños trazos biográficos previos


Salvador Dalí


"salvador dali", originalia.es, originalia
Salvador Dalí
Salvador Domènec Felip Jacint Dalí i Domènech, más conocido como Salvador Dalí, nació en Figueras, Gerona, en el año de 1904, en el seno de una familia medianamente acomodada. Unos nueve meses antes de su nacimiento, su hermano, llamado igualmente Salvador, había muerto de una gastroenteritis infecciosa y fue por dicho fallecimiento por el que bautizaron a ambos con el mismo nombre.


Siendo un niño, su madre le llevó a ver la tumba de su hermano, insistiéndole que la viera bien, pues él era su reencarnación. Este hecho marcó la vida del joven Salvador Dalí, que llegó a creer que eran "dos gotas de agua con reflejos diferentes..."


Desde muy temprana edad y gracias sobre todo a las influencias paternas, Dalí se interesó por la pintura contemporánea, denotando que estaba especialmente dotado para ella. A los 14 años de edad, ganó el Premio Rector de la Universidad de Barcelona.


Dalí, Lorca y Buñuel en la
R.A. Bellas Artes de S. Fernando
Quedándosele cortas sus posibilidades de crecimiento artístico, en 1922 y con 18 años decide trasladarse a Madrid, en concreto a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde conoce, entre otros, a Federico García Lorca (del que más tarde correrían ríos de tinta por su supuesta relación homosexual) y en especial, a Luis Buñuel, definitivo a la hora de conocer a Gala como veremos más adelante.


Tal era la ambición de Dalí por la innovación en todas las artes que de la mano precisamente de Luis Buñuel colaboró con él en la redacción del guión de la surrealista película "El Perro Andaluz" (1929). En la presentación de ésta en París, fue presentado al poeta francés Paul Éluard, otrora marido de Gala; sin aún ser consciente de lo que le deparaba el destino, Dalí cortésmente le invitó a pasar unos días al verano siguiente con su familia en su residencia de Cadaqués (Gerona), a lo que Éluard aceptó.


Gala


"salvador dali", "gala dali" originalia.es, originalia
Gala Dalí
Elena Dimitrievna Diakonova, más conocida como Gala Dalí, nació el 7 de Septiembre de 1894 en Kazán (Rusia). Tras una infancia poco reseñable y anodina en Pokrovskoie (Rusia), se traslada al Sanatorio de Clavadel (Suiza) a la edad de 17 años aquejada de una fuerte tuberculosis y donde conoce a su primer marido, Paul Éluard.


En 1915 conoce a Paul Éluard y se traslada con éste a París, contrayendo matrimonio con él 2 años más tarde. De esta unión nació la que finalmente sería primera y única hija de Gala, Cécile.


Cuando su marido Paul es invitado por Salvador Dalí, se desplazan junto con unos amigos a pasar el verano en Cadaqués, donde y a pesar de una diferencia de edad de 11 años entre ambos, se enamoraron irremisiblemente el uno del otro.


La romántica y controvertida relación de Gala y Dalí



Casa Dalí, Port Lligat, Gerona, originalia
Casa Dalí, Port Lligat, Gerona

Desde el mismísimo comienzo, la relación de ambos estuvo inmersa en la polémica, a saber: que en el verano en el que eres invitado a pasar unas vacaciones entre amigos tu mujer se enamore perdidamente del anfitrión y éste de tu mujer puede ocurrir, pero de ahí a tener que regresar "compuesto y sin esposa", para romper un matrimonio de 12 años es, cuanto menos y por ser benevolentes, "triste". Así comienza la controvertida relación entre Salvador Dalí y su musa Gala.


 
"salvador dali", "gala dali" originalia.es, originalia, "Port Lligat"
Detalle Casa Dalí
Port Lligat, Gerona
Gala y Dalí se casan en 1932 y fijan su residencia en Port Lligat (Gerona). Poco después, ella es sometida a una histerectomía, por la que no podría tener más hijos aparte de la que engendró de su anterior relación. Esto sumió en una profunda tristeza a Gala y Dalí, en su afán y adoración constante hacia su mujer, la propone de nuevo matrimonio, esta vez por el rito católico, a lo que ella accede. Lo llevan a cabo en el Santuario de los Ángeles (Gerona).



Pocos amores han sido tan extremos, sinceros y exhaltados como el que Dalí profesaba a su musa, Gala, Galuchka, Galarina, Gradiva... como él la llamaba. Es más que probable que la obra daliniana que hoy conocemos no hubiera sido la misma sin la existencia de Gala en su vida.


galarina, dali, gala, originalia
"Galarina", 1944
Museo Dalí, Figueres, Gerona

 Esta pasión exhacerbada le convierte, al menos en parte y bajo nuestro punto de vista, en una personalidad bipolar. De un ser egocéntrico y narcisista hasta el extremo ante la opinión pública y sus compañeros surrealistas a un, en ocasiones, dulce y sumiso cordero cuando se mostraba ante su musa.


Ella, por su parte, coqueteaba y manejaba a su antojo la situación. Los que la conocieron aseguran que "su flirteo y conocimiento de las ciencias ocultas, la parapsicología, la brujería, la magia, el mediumnismo y el tarot era absoluto", lo que nos lleva a pensar que jugaba con las propias supersticiones (infinitas) del mismo Dalí.



Original modelo para "Galarina"
Casa Dalí, Port Lligat, Gerona

Amén de sus conocimientos de ocultismo y esoterismo, es digno de destacar un rasgo físico de Gala, alabado por todo su entorno como algo "absolutamente místico". Si bien nunca se caracterizó por poseer una belleza física destacable, sus ojos irradiaban fuerza y personalidad, hechizaban y se les atribuían "poderes mágicos". Antonio D. Olano escribió tras la muerte del pintor, refiriéndose a ella: "Ojos azules unas veces, otras castaños. Ojos de lince, ojos cambiantes Ojos que todo lo penetran. Ojos que no precisan el apoyo de las palabras para mostrar agrado o descontento".


"Leda Atómica" (1949)
Museo Dalí, Figueras
Para terminar de entender la enfermiza devoción de Dalí por Gala, hagamos una pequeña retrospectiva por su obra: desde 1929, año en que se conocieron, la rusa está presente de una forma u otra, en la obra del pintor: Gala, Gala y siempre Gala. Sin su existencia, no hubiera sido posible crear obras maestras tales como las "Madonas de Port Lligat", la "Assumpta Corpuscularia Lapislazulina" ni la "Leda Atómica". Más aún: sin el apremio de ella, probablemente la obra de Dalí hubiera sido mucho menos prolífica (se cuentan más de 1500 obras), lo que seguramente hubiera reportado mucho más valor a sus cuadros tras la muerte del pintor.



Museo Dalí, Figueras, Gerona
En su tónica de diferenciarse con caracteres surrealistas y para que Gala "respirase", Dalí simultaneó la construcción de su Museo (Museo Dalí en Figueras, Gerona) con la búsqueda de un regalo especial para ella: necesitaba encontrar un castillo para su vanagloria. Para tal empresa puso a cuantas personas logró involucrar, hasta que finalmente le informaron de la existencia de un castillo semi-derruido en la población de Púbol (Girona).


Castillo de Gala
Púbol, Gerona
La fascinación por el entorno, acrecentada por la cercanía del Santuario de los Ángeles (donde contrajeron nupcias) acabó por convencer a Dalí y adquirió esta fortificación gótico-renacentista del Siglo XI; tras un desbordante esfuerzo en el que él mismo dirigió las obras, finalmente diseñó y decoró el que a la postre sería el mausoleo donde hoy descansan los restos de Gala. En su continuo y personal juego, al descubrir Gala su regalo le dijo: "Acepto tu regalo pero con una única condición. Este es mi santuario (digna de verse la estatua de un angel con la cara de Gala) y tú sólo podrás venir cuando seas formalmente invitado por escrito".


Como última muestra de su pasión, el mausoleo del Castillo de Púbol contiene dos nichos, unidos entre sí, ya que el deseo del artista era que, una vez muertos ambos, los enterraran juntos dándose la mano.


Tumba de Gala Dalí
Castillo de Púbol, Gerona
Gala murió en su residencia de Port Lligat el 10 de Junio de 1982. A su muerte, Dalí se sumió en una profunda tristeza y se trasladó a vivir lo que sabía que iban a ser sus últimos años al Castillo de Púbol, para estar cerca de su amada y ser enterrado junto a ésta, algo que nunca llegó a suceder.


Los últimos años de la vida del genio fueron de una tristeza superlativa. Poco a poco se dejaba llevar, no mostrando interés por nada ni por nadie. Para más inri, ya cercana la fecha de su muerte, enfermó de Parkinson, lo que acrecentó aún más su desdicha al no poder pintar debido a los temblores que padecía.




Tumba de Salvador Dalí
Museo Dalí, Figueras, Gerona

Salvador Dalí falleció en Figueras (Gerona) el 23 de Enero de 1989. Sus restos descansan en el Museo Dalí de la misma localidad.



Nadie sabe a ciencia cierta por qué fue enterrado en el Museo Dalí de Figueras (Gerona), en vez de en el Castillo de Púbol (Gerona), cuando tenía su nicho preparado junto al de su amada Gala.