viernes, 1 de marzo de 2013

Regalos Día del Padre

Desengañémonos. Cuando la edad dorada de nuestros hijos pequeños llega a su fin, véase, cuando llega el Día del Padre (para los olvidadizos el 19 de Marzo) y dejamos de recibir un colgante hecho con macarrones o un portaobjetos de arcilla multicolor, empieza la verdadera caza del regalo original.


¡Oh, qué bien, una (otra) corbata!, o bien ¡qué alegría, justo la camisa (otra más) que necesitaba!... ¿Acaso no nos damos cuenta de que nuestros padres tienen su corazoncito y que sigue latiendo, al igual que el nuestro?. Qué fácil nos resultaba de pequeños cuando la señorita de 3º nos decía "mañana traed cola blanca y una madera de contrachapado de 5 m.m. y , hala, por arte de magia y perdiendo unas cuantas clases de matemáticas, la maderita se convertía en un fabuloso marco de fotos para regocijo de mamá, papá y de nuestro orgullo.


Seamos justos. Aunque "Día del Padre" sólo hay uno al año, padre se es todo el año. Por eso, como hijos, nuestro deber con el que aportó su pequeña parte para crearnos es, cuanto menos, tratar de ser originales a la hora de homenajearlos cuando llega el día, su día.


Salgamos de las rutinarias camisas, cinturones, gemelos y corbatas. Huyamos de botellas de vino (¡cuando ni tan siquiera mi padre bebe!), mecheros (ha dejado de fumar) o gemelos (se jubiló el año pasado). Os dejamos algunas recomendaciones para salir de la rutina:

1. Al tener su corazoncito, quizá triunfemos con algo tan sencillo como un fin de semana con mamá en un hotel rural con encanto, con masajes y cena romántica

2. Para los más padres más atrevidos, hazles que vivan una terrorífica noche de miedo.

3. Los amantes del motor, ¿por qué no cumplir su sueño de pilotar un Porsche,  Lamborghini o Ferrari en un circuito de carreras?

4. Si son más adictos al motor que el propio Carlos Sainz y su deseo siempre ha sido participar en una carrera de verdad, para sentir la competición en primera persona, ¿qué tal si les apuntáis a las pruebas de selección de pilotos para correr las 24 horas del Circuit de Catalunya en un equipo profesional?

5. Y por supuesto, el regalo que seguro más va a agradecer: ¡Nadar con Delfines en familia o en pareja!

¡Hay muchas más propuestas! Basta con ojear nuestra página y encontrar lo que más se adecúe a sus gustos. Sea lo que sea, ¡deseadle todo lo mejor de nuestra parte!